Artículo

MujeryNegocios.com.ar



Por Lic. Roxana Wagmaister  - Nutricionista -_Contáctese con Nosotros-_________________________

HUESO POROSO

Osteoporosis

La osteoporosis, cuyo significado es “Hueso Poroso”, es una enfermedad frecuente que se relaciona con la pérdida de masa ósea.

La masa ósea está influenciada por algunos nutrientes de la dieta, como el calcio, las proteínas, la vitamina D, la vitamina C, la vitamina K y la actividad física.

El momento más importante para intervenir es durante el primer año de vida, mediante una alimentación rica en calcio y vitamina D o en su defecto la suplementación medicamentosa de vitamina D indicada por el médico. Y durante la niñez y la adolescencia, con un consumo alto de alimentos que aportan calcio, ya que de esta manera estamos previniendo la osteoporosis en la vida adulta.

Para evitar esta enfermedad se deberá tener en cuenta lo siguiente:

· Incrementar el consumo de lácteos, ya que son fuente de calcio, el cual mejora la cantidad y calidad de la masa ósea.

Exponerse al sol. 15 minutos por día ayudarán a tener la dosis necesaria de vitamina D indispensable para la absorción del calcio.
Mantener un consumo importante de frutas y vegetales durante la infancia y la adolescencia resultará beneficioso para la vida adulta, ya que la vitamina C que contienen estos alimentos sirve para mantener la constitución del hueso.
La Actividad Física aeróbica (caminata, trote) y de fortalecimiento de la masa muscular, controlada por especialistas es indispensable durante la etapa escolar y la adolescencia, ya que logra aumentar la masa ósea. El mismo practicado durante la adultez, evita la pérdida del hueso.
El consumo de vegetales tales como brócoli, lechuga y cebolla, constituyen una fuente importante de vitamina K, la cual evita la pérdida de hueso y a su vez tiene un efecto formador del mismo.
Cuando vamos de compras, debemos optar por aquellos alimentos cuyo rótulo indica que están fortificados con calcio, como ocurre con lácteos, cereales y pastas, dado que proporcionan un mayor contenido de este mineral que los alimentos no fortificados.
El correcto aporte de proteínas y de energía es muy necesario para la multiplicación de las células que forman el hueso, fundamentalmente en los niños, que se encuentran en etapa de crecimiento.

Ejemplos de como cubrir la necesidad de calcio diaria con alimentos lácteos en las distintas etapas:

NIÑOS: de 4 a 8 años
2 vasos (200 cc por vaso) de leche fortificada
1 postre de leche
1 porción (50 gr.) de queso fresco


ADOLESCENTES: de 9 a 18 años
2 tazas (250 cc por taza) de leche fortificada
1 yogur fortificado
1 flan
1 porción (50 gr.) de queso fresco.

ADULTOS: de 19 a 50 años
2 vasos (200cc por vaso) de leche fortificada
1 yogur
1 porción (50 gr.) de queso fresco

Estas son sólo algunas recomendaciones generales, pero es importante tener en cuenta que no reemplazan a la consulta profesional individual, en la que se respeta estrictamente los requerimientos de cada persona en especial.

 

Los conceptos vertidos en los artículos publicados en MujeryNegocios.com.ar, representan la opinión de los autores y no necesariamente reflejan el criterio MujeryNegocios.com.ar.
MujeryNegocios.com.ar declina toda responsabilidad que pudiera derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados

Capacitacion Virtual Publicite aqui Cursos para emprendedores volver a www.MujeryNegocios.com.ar