Artículo


Por Doctor Camilo Cruz  - Contáctese _________________________                      


¿Y en qué consiste la felicidad?


Ser feliz es una de esas ideas que, en el mejor de los casos, la inmensa mayoría de las personas, sólo logra definir utilizando una de varias vagas e imprecisas expresiones como: ser feliz es tener éxito, vivir bien, es no hacerle mal a nadie o no tener problemas.

Es precisamente esta falta de claridad la causante de la infelicidad que muchas personas dicen estar experimentando en sus vidas. Los sesentas y los setentas fueron la era del amor libre, las manifestaciones en contra de lo establecido, de la guerra, y en general, en contra de todo aquello que no estuviese de acuerdo con nuestras creencias personales. Para muchas personas, felicidad fue sinónimo de rebeldía, protesta y libertad sin fronteras.

En los ochentas hubo un exceso de preocupación inusitada por la moda, por el que dirán, por mantener cierto estatus, por el éxito profesional y las posesiones materiales y esto trajo una efímera felicidad a quienes pusieron un gran valor en lo material y lo externo. Los noventas fueron épocas de búsqueda constante por un balance entre lo material y lo espiritual. La buena salud se puso de moda, así como los gimnasios; nunca antes la literatura de éxito y de autoayuda tuvo tanto apogeo.

Así pues, nos encontramos a las puertas del nuevo milenio con la necesidad de empezar otra era con un paradigma diferente acerca de lo que verdaderamente nos puede hacer felices. Lo cierto es que aunque todos profesemos estar buscando la felicidad, pocos sabemos cómo conseguirla, porque la inmensa mayoría no hemos tomado el tiempo para definirla claramente.
Empecemos entonces por decir que ser feliz es, sobre todo, una decisión personal.

Bien decía Abraham Lincoln, que cada persona es tan feliz como se propone serlo. Cada día, cada mañana al levantarte, tienes la oportunidad de escoger entre ser feliz o infeliz, entre hacer de ese, un día memorable o simplemente un día más.

Ser feliz es una actitud.

Cada vez que encaras una nueva empresa, cada vez que enfrentas cualquiera de las situaciones que la vida te presenta, cada situación imprevista que encuentres a lo largo del camino te da la oportunidad de responder positivamente o de reaccionar negativamente, y es precisamente esta respuesta la que determina el grado de felicidad o infelicidad que experimentamos como resultado de este evento.

Ser feliz es no permitir que el tráfico, la lluvia, el calor, el frío, o el tener que esperar en fila para ser atendido, determine tu estado de ánimo.

Ser feliz es hacer lo que amamos y amar lo que hacemos, es tener grandes expectativas de nuestra vida, y esperar siempre lo mejor de las demás personas.

Pero, sobre todo, ser feliz es experimentar un balance en nuestras vidas. Es poseer metas que respondan a todas y cada una de las facetas de nuestra vida y asegurarnos que día a día caminemos hacia la realización de dichas metas. Es poseer metas personales, profesionales y familiares, y hacerlas parte de un plan de acción que nos ayude así a mantener un balance en nuestras vidas.

El doctor Camilo Cruz es escritor y orador motivacional. Si desea aprender más acerca de él y de su filosofía, o acerca de cómo vivir una vida balanceada, visite www.tallerdelexito.com. y comience hoy mismo a una vida más feliz.
 

Por Camilo Cruz

Los conceptos vertidos en los artículos publicados en MujeryNegocios.com.ar, representan la opinión de los autores y no necesariamente reflejan el criterio MujeryNegocios.com.ar.
MujeryNegocios.com.ar declina toda responsabilidad que pudiera derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados

Capacitacion Virtual Publicite aqui Cursos para emprendedores volver a www.MujeryNegocios.com.ar