Artículo

MujeryNegocios


Por Filsti Liliana - Estar Mejor - Contáctese con Nosotros                                                      

El drenaje linfático manual y su aplicación


Entendemos por drenaje la salida de líquido de una zona dónde se ha ido acumulando, hacia un lugar de desagüe a través de un sistema de conducción. Para una idea más simbólica, el agricultor drena un campo inundado, sacando el agua a través de una red de tubos o canales. 

Más del 60% de nuestro cuerpo es de naturaleza líquida. Las células de nuestros tejidos se hallan rodeadas de líquido intersticial que posibilita su nutrición y la eliminación de residuos. 

A veces, por una serie de motivos patológicos, el líquido en un organismo, puede haberse estancado en diferentes partes del cuerpo. El Drenaje Linfático Manual (DLM), desempeña aquí un papel decisivo, siendo que la mayoría de las manipulaciones del DLM van dirigidas a aumentar la capacidad de transporte, drenaje o salida de líquidos retenidos en los tejidos a través de vía linfática, ya que actúa sobre los vasos linfáticos, activando su automatismo con lo que se mejora la eliminación del líquido intersticial y de la linfa.

Además de una acción antiedematizante, el DLM, actúa sobre el sistema nervioso neurovegetativo, debido a las manipulaciones utilizadas en la práctica, por un contacto físico repetido, lento y suave sobre la piel, con lo que se ejerce un notable efecto sedante (antiestrés).

Existe también el convencimiento, de que con el DLM, se mejora la respuesta defensivo-inmunitaria en las zonas tratada, basadas en que si con el DLM resolvemos estados de encharcamientos, evitamos que se acumulen residuos, facilitando el acceso de información y respuesta de los protectores inmunológicos.

En el campo de la estética, el DLM, se ha convertido en una técnica insustituible de gran apoyo en el tratamientos de muchos trastornos, que afectan el aspecto externo de las personas. En términos generales, podemos decir que es especialmente útil para:

Aspecto cutáneo: Acné, rosácea, eritemas, edemas faciales, piernas hinchadas y cansadas.

Tejidos: Paniculosis, celulitis, lipedemas, edemas de embarazos, edemas, síndrome pre-menstrual, estreñimiento crónico.

Quirúrgicos: Pre y post cirugía reparadora y estética.

Contraindicaciones: Infecciones agudas víricas o bacterianas - Insuficiencia cardíaca descompensada - 
Flebitis - Trombosis - Tromboflebitis - Hipotensión Ortostática (sensación de mareo y pérdida momentánea de visión) - Tumores - Asma bronquial -

Por Filsti Liliana - Estar Mejor




Los conceptos vertidos en los artículos publicados en MujeryNegocios.com.ar, representan la opinión de los autores y no necesariamente reflejan el criterio MujeryNegocios.com.ar.
MujeryNegocios.com.ar declina toda responsabilidad que pudiera derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados

Capacitacion Virtual Publicite aqui Cursos para emprendedores volver a www.MujeryNegocios.com.ar