Artículo


Por Diana Álvarez - La Casa del Dharma - Contáctese con Nosotros                                               


Ayurveda V

No todo lo que cuenta puede ser contado.
No todo lo que puede ser contado cuenta. Albert Einstein.


Prana, Tejas, Ojas


Vata, Pitta y Kapha presentan una correspondencia sutil a nivel de energía vital. Este complemento está representado por los conceptos de Prana, Tejas y Ojas , también conocidos como las "tres esencias vitales". Prana, Tejas y Ojas son las formas maestras de Vata, Pitta y Kapha. Ellos controlan las funciones comunes del cuerpo y de la mente y nos mantienen saludables y libres de enfermedades. Estas tres fuerzas también revelan un potencial evolutivo más alto. Ellas son la llave de la vitalidad, claridad y resistencia, necesarios para mantenernos saludables y confiados. En una primera instancia Prana, Tejas y Ojas se forman como derivados de la esencia de los nutrientes que obtenemos de la comida, el calor y el aire. A un nivel sutil provienen de las impresiones que nos llegan a través de los sentidos. Un aspecto fundamental del funcionamiento de Prana, Tejas y Ojas es el fluido reproductivo, el cual funciona como su contenedor en el cuerpo. Es el producto último de la comida que ingerimos y contiene nuestras más fuertes energías. Los trastornos psicológicos están íntimamente relacionados con las condiciones de Prana, Tejas y Ojas.

Prana (Fuerza original de la vida) Es la energía sutil del aire como fuerza maestra detrás de todas las funciones del cuerpo y de la mente. Es responsable por la coordinación de la respiración, los sentidos y la mente. A un nivel más profundo gobierna el desarrollo de estados elevados de conciencia. 

Tejas (Fulgor Interno) La energía sutil del fuego a través de la cual digerimos las impresiones y los pensamientos. A un nivel profundo gobierna el desarrollo de las capacidades perceptivas elevadas.

Ojas (Vigor original) La energía sutil del agua como nuestra reserva de energía vital, la esencia de la digestión de las comidas, las impresiones y los pensamientos. A un nivel profundo nos otorga calma y soporta y nutre todos los estados elevados de conciencia.

Alcanzar la meta del hombre permite desarrollar el equilibrio de las doshas

La meta del hombre no es sólo gozar del cuerpo y de los sentidos, sino también controlar las emociones negativas como la Ira, la Envidia, los Celos, el Miedo, la Crueldad, la Vanidad, la Falsedad, la Mezquindad, etc. y fortalecer las emociones nobles como el Amor, la Compasión, la Piedad, la Bondad, el Perdón, la Verdad, etc., para que el hombre pueda ver claramente el estado profundo de su Ser y así descubrir la fuente inagotable de felicidad que lleva consigo mismo.

... Los científicos ayurvédicos tenían muy en claro cual era la meta de vida a alcanzar: "realizar los cuatro valores de la existencia", que son: 
1) El goce de los sentidos y de las emociones (Kama) 
2) El bienestar familiar y social (Artha) 
3) El desarrollo de las virtudes (Dharma) 
4) La salvación. La realización de Dios en la tierra (Moksa) 

Trabajar y luchar para alcanzar estas cuatro metas es lo que da sentido a la vida del hombre, permitiéndole encontrar satisfacción en lo que hace y con ello dominar las angustias y decepciones de la vida diaria. 
El aspecto preventivo en el Ayurveda incluye una RUTINA DIARIA para recuperar el ritmo biocósmico: 
a) Levantarse y acostarse temprano; hacer trabajos físicos o ejercicios, comer en horarios adecuados y sólo cuando se sienta hambre, sentirse responsable y respetar la creación. 
b) Agilizar las funciones de los órganos que eliminan los desechos biológicos a través de las cinco disciplinas "Pancha-Karma" 
c) Dejar fluir libremente las urgencias naturales: estornudar, llorar, reír, tener hambre, sed y/o sueño, orinar, defecar, etc. La supresión y/o contención de cualquiera de ellas puede exacerbar las emociones como: el miedo, la gula, el enojo, los celos, la vanidad, etc. 
d) Alimentarse -en lo posible- con alimentos sáttvicos (granos, cereales, frutas, verduras, lácteos frescos, etc). Evitar los alimentos rajásicos (café, té, mate, tabaco, chocolate, dulces excesivos, comer en exceso, comer comidas viejas, o desvitalizadas, etc.). Olvidar los alimentos tamásicos (carnes de todo tipo, alcohol, drogas, alimentos fermentados, etc.).

Nosotros mismos reconocemos que nuestra salud no puede ser separada de lo que comemos, lo que hacemos y lo que pensamos. El Ayurveda nos proporciona un sistema para entender el conjunto de energías y cualidades en movimiento por nuestras prácticas de vida diarias, así podemos usarlas para impedir o prevenir los desequilibrios que causan enfermedad.

Por Diana Álvarez - La Casa del Dharma


Los conceptos vertidos en los artículos publicados en MujeryNegocios.com.ar, representan la opinión de los autores y no necesariamente reflejan el criterio MujeryNegocios.com.ar.
MujeryNegocios.com.ar declina toda responsabilidad que pudiera derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados

Capacitacion Virtual Publicite aqui Cursos para emprendedores volver a www.MujeryNegocios.com.ar