Artículo


Por Spa Naturalista Las Dalias - Contáctese con Nosotros
                                                           


El yoga y la salud



La importancia de una visión integral

La vida se torna cada vez más compleja, es difícil establecer vínculos sólidos, el planeta está en crisis, cada vez más sequías e inundaciones, miles de especies desaparecen diariamente, la inseguridad laboral es una constante y las personas que tienen sus trabajos los llevan adelante producto de exigencias y presiones externas e internas, a nivel político el descreimiento es general, el nivel de corrupción es tan grande que ya la política en sí dejó de ser el arte de gobernar para convertirse en un cúmulo de seres enfermos por el ansia de poder y de tener, la economía ha dejado de ser la búsqueda del bienestar de los pueblos para convertirse en la necesidad de cumplir las expectativas de un grupo reducido de seres humanos, no existe una economía con vistas a lo social dando igualdad de posibilidades a muchos, la salud de los seres humanos va en franco deterioro tanto física como emocionalmente al punto que la depresión aqueja a casi el 40% de las personas que viven en las grandes ciudades del mundo, la obesidad aqueja al 50%, en cada familia existe un enfermo de cáncer y uno de los medicamentos más vendidos en EE.UU. es el Prozac para niños (droga contra la depresión).

Frente a este panorama vemos que existe una manera de salir de todo esto a partir de la posibilidad que el ser humano tiene de abordarse integralmente. Podemos ver que el equilibrio psicofísico adviene teniendo en cuenta diferentes aspectos, lo que tiene que ver con el plano químico, con el estructural, con el psicológico y también con el social. Dentro del plano químico entra todo aquello que llega a nuestro torrente sanguíneo, ya sean alimentos que consumimos, lo que respiramos, lo que inhalamos, lo que está en contacto con la piel; en el plano estructural entraría todo aquello que tiene que ver con el funcionamiento de nuestra estructura ósea, articulaciones, músculos, postura corporal, movimiento de la energía a través del cuerpo; la parte psicológica tiene que ver con la comprensión de nuestros estados más profundos, emociones, pensamientos, vivencias, sensaciones; el aspecto social está relacionado con cómo nos vincularnos con el mundo, nuestra forma de conectarnos con los otros, con las actividades que 
desarrollamos.

El equilibrio o el acercamiento a él advendrá a partir de que todos los planos tengan la misma magnitud, que no haya un aspecto que sobresalga en relación a los otros. Lamentablemente, en general, cada terapeuta o especialista en alguna rama que tiene que ver con lo enunciado anteriormente le da más importancia a aquello que conoce más. El nutricionista da más valor a la alimentación, el sociólogo a la sociología y así…

En esta oportunidad al hablar del yoga queremos darle la envergadura que tiene y mostrar una posibilidad más dentro de lo que es el trabajo corporal a partir de nuestra propia vivencia.

En qué consiste el yoga 

A partir de una serie de posturas se permite elongar, es decir estirar, flexibilizar; tonificar músculos, tendones, huesos, venas; activar la circulación sanguínea; equilibrar el funcionamiento de los órganos (corazón, hígado, intestinos, riñones, estómago, pulmones, etc.); mover la energía estancada. Aumentar la capacidad respiratoria; alinear, tonificar y airear la columna vertebral; abrir ciertas zonas que por miedos, tensiones y posturas que tienen que ver con la historia personal o la actividad profesional que se desarrolla, permanecen cerradas. Aprender a pararse, sentarse, dormir y a través de ejercicios respiratorios y de la respiración que acompaña a cada postura generar un estado de serenidad en la mente. 

A nuestro modo de ver el yoga nos da una hermosa posibilidad de acceder a una buena calidad de vida y a adquirir un buen estado de Tono Vital.

¿Qué es el tono vital?

El tono vital es tener energía genuina, sin motivo, es decir aquella energía natural, espontánea, que no es producto de: el consumo de excitantes (té, café, yerba mate, azúcar, carnes, alcohol, tabaco), la exigencia por ser más, la competencia, la ambición y la búsqueda de poder, la necesidad de ser valorado o reconocido, del miedo a ser reprobado o la que surge producto del halago. Muchas veces la energía que tenemos es producto de todos estos conflictos.

Tono vital es energía y cuando existe esta energía genuina la vida se torna distinta porque los desafíos que se presentan instante a instante pueden ser vistos como posibilidad de aprendizaje, de maduración. Cuando hay energía hay alegría y fuerza para encarar la vida. El yoga genera y eleva el tono vital.

¿Qué es lo que el yoga genera?

Se genera una integración del cuerpo mente ya que en cada postura se está sensible, atento y perceptivo a cada músculo, a cada articulación, a la sangre que corre a través de las venas a lo qué está pasando en cada minúscula parte de nuestro cuerpo-mente.
Se abren los poros y células del cuerpo, se aumentan las sensaciones corporales ya que se genera una desestructuración de la mente y el cuerpo debido a tener que hacer posturas que no son habituales en uno.

El yoga sensibiliza y fortalece. Desde lo voluntario se sensibiliza porque en cada postura se está atento a lo que pasa en cada pequeña parte del cuerpo, se sienten los órganos, la estructura ósea, los órganos abdominales, la columna, pies, piernas, rodillas, cuello, etc. 
Desde lo involuntario sensibiliza porque el cuerpo se purifica eliminando toxinas, se alcaliniza la sangre, se abren poros, se abre la estructura y sale la energía estancada.

El tipo de yoga que realizamos llamada Método Iyengar destaca como algo fundamental la precisión. Al trabajar sobre la precisión se alinea el cuerpo, columna, pies, piernas, brazos, esto implica un mayor compromiso, poner lo mejor en la tarea que se realiza. Este compromiso en la práctica del yoga se traslada luego a la vida cotidiana, en cada una de las acciones que a uno le toca vivir.

En yoga se trabaja también el equilibrio del cuerpo a partir de posturas sentadas y de pié. El sostener una postura durante un tiempo determinado permite, además de tonificar el organismo, generar un estado de alerta y atención muy agudo, generando a su vez el equilibrio de la mente.

También en yoga se trabaja el abrir y cerrar el cuerpo a partir de fijar la atención en 2 centros importantes de energía, la zona del pecho y la de la pelvis. Al abrir el pecho se fortalece y sensibiliza toda la zona de la espalda, vértebras dorsales y lumbares, estómago, hombros y cervicales, permitiendo de esta manera evitar contracturas y pinzamientos y generar una buena lordosis de columna. Por otro lado al abrir el pecho se expande la zona donde concentramos, a nivel más sutil, nuestros sentimientos, el sentir más profundo, es la zona del corazón, todo esto permite una buena conexión con los otros, con los vínculos en general. Al abrir y trabajar la zona de la pelvis se descomprime todo el segmento entre ingles y cintura con lo que circula la sangre y se mueve la energía en intestino, hígado, zona genital y sacro. La apertura en esta zona permite una mejor conexión con la vida ya que ese segmento es de donde surge la energía vital.

Las posturas de torsión, además de tonificar y flexibilizar la columna, permiten la liberación de la energía estancada en riñones y estómago, permitiendo que la sangre se acerque más a esos lugares. A partir de estas posturas se regulariza la función digestiva ya que éstas liberan la función del hígado. 

Las posturas de inversión permiten la irrigación sanguínea al cerebro, son llamadas las posturas reinas en el yoga ya que a partir de su práctica cotidiana llevamos sangre a esa zona y todos los órganos se irrigan de sangre permitiendo un mejor funcionamiento en intestino, hígado, pulmones, etc.
Las posturas de pié, que implican un trabajo mayor en las piernas, fortalecen nuestra condición general. 

Así como un árbol tiene que tener sus raíces fortalecidas para que las ramas y las hojas estén bien, el cuerpo humano tiene que tener piernas sólidas, fuertes, flexibles para que toda su condición sea fuerte, vital. El trabajo en piernas tonifica todo el sistema corporal. 

Muchas posturas donde se estira la columna como un arco al revés permiten flexibilizarla evitando pinzamientos y hernias, en el Método Iyengar se trabaja mucho con suplementos y sogas que ayudan a acomodar la espalda corrigiendo deformaciones posturales. Las posturas de relajación ayudan a serenar la mente y la práctica de respiración permite tomar un contacto mucho más intenso con el cuerpo y enseñar al organismo a generar sus propios mecanismos de descarga, para luego evitar somatizaciones. 

A través de la respiración el cuerpo aprende a descargar tensiones y a su vez alcalinizar la sangre.

A continuación transcribimos un material cedido por el "Hatha Yoga Studio", en Bs. As. Argentina, dirigido por Betty Molina de Tortolano y Paula Tortolano, quienes viajan permanentemente a India a perfeccionarse con el profesor Iyengar, siguiendo su método. Este material permitirá poder tener una visión aún más amplia de las ventajas del Yoga para nuestra salud psico-física.

¿Cuál es la diferencia entre el yoga y el stretching (estiramiento)? 

La meta del stretching es ser flexible a nivel músculo-articular. La meta del yoga es desarrollar mayor conciencia. Conciencia en este sentido no es un concepto moderno de la "nueva era". Es una experiencia real que puede medirse objetivamente por la capacidad de uno de hacer diversos movimientos en diversas áreas del cuerpo al mismo tiempo. Al principio cuando practicamos asanas (posturas), somos cautivados por la intensidad del estiramiento en sí mismo, pero pronto somos mas concientes de algo más que apenas el estiramiento.

Comenzamos a detectar diferencias sutiles en el cuerpo. Comenzamos a ver las conexiones en el cuerpo que tienen una influencia grande en nuestra movilidad, facilidad física, e incluso nuestro estado mental. 

Éste es el desarrollo del bienestar mental que acompaña naturalmente a la práctica de las asanas y del pranayama (ejercicios respiratorios). Con este bienestar mental viene aún más profundidad en la práctica física, pues podemos sentir y controlar más áreas del cuerpo simultáneamente. El yoga es el proceso de desarrollar conciencia a través de la práctica física. 

Los beneficios que el yoga aporta a la salud

Los beneficios del yoga son tanto preventivos como terapéuticos. Ya se han comprobado los beneficios físicos y mentales en el cuerpo y la mente.

Los beneficios físicos del Hatha Yoga son: mejora la flexibilidad y movilidad músculo-articular; fortalece y tonifica los músculos; corrige la postura; fortalece la columna; alivia dolores de espalda; mejora condiciones músculo-esqueléticas tales como dolor de rodilla, rigidez de los hombros y cuello, cifosis y escoliosis; aumenta la resistencia; crea equilibrio y gracia; estimula las glándulas del sistema endocrino; mejora la digestión y eliminación; aumenta la circulación; mejora la condición del corazón; mejora desordenes respiratorios; disminuye el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre y estimula la pérdida de peso en exceso.

Los beneficios mentales son: aumenta la conciencia corporal; alivia patrones de estrés crónicos en el cuerpo; refresca al cuerpo aliviando tensión física; relaja la mente y el cuerpo; centra la atención; agudiza la concentración y libera al espíritu.

Los médicos occidentales y científicos están descubriendo beneficios adicionales para la salud. Ya varios estudios han demostrado que el Hatha Yoga alivia los síntomas de varias enfermedades comunes que amenazan la vida; tales como la artritis, arteriosclerosis, fatiga crónica, diabetes, sida, asma y obesidad.

Los Beneficios del Yoga como Ejercicio
Una rutina de entrenamiento casi perfecta. El Hatha Yoga provee los medios para que la persona de cualquier edad no solamente se mantenga en forma pero también desarrolle equilibrio, coordinación, y sentido de centro. Renueva, vigoriza, y cura el cuerpo estirando y tonificando los músculos, las articulaciones, la columna, dirigiendo la sangre y el oxígeno a los órganos internos (incluyendo las glándulas y los nervios).

El Yoga es diferente de otros métodos de ejercicio. Éste genera movimiento sin causar esfuerzo ni desequilibrio corporal. Cuando es practicado correctamente, Hatha Yoga no tiene efectos negativos ni en el cuerpo interno ni en el externo. 
Cuando se lo practica con dedicación y propósito, el Hatha Yoga puede ser bastante demandante, pero a su vez un tipo de ejercicio inmensamente recompensado.
Mientras que no es inherentemente aeróbico, envuelve casi todo los músculos del cuerpo y lo desafía para que trabaje de forma diferente y a veces de manera más pasiva. Los miembros del cuerpo actúan como pesos libres y la resistencia es creada moviendo el centro de gravedad del cuerpo mismo. Este fortalecimiento da lugar a mayor resistencia ya que las posturas son sostenidas por largo tiempo.

A diferencia con otras formas de ejercicio, como levantar pesos, caminar, ciclismo o andinismo, el Hatha Yoga enfatiza la calidad de movimiento sobre la cantidad. Una práctica consistente de Hatha Yoga puede calmar la mente y refrescar el cuerpo, trayendo salud, relajación y tranquilidad.

Beneficios del yoga para todas las edades

Todo el mundo puede recibir los beneficios del Hatha Yoga siguiendo una práctica regular, ya que contrarresta muchos de los problemas sufridos producto de la vida moderna. Las asanas alivian las tensiones físicas causadas por muchas horas estando sentados, la respiración profunda da vitalidad aumentando el suplemento de oxígeno al cerebro. El Yoga mejora la fuerza y la flexibilidad tanto en el cuerpo como en la mente, y ayuda a relajarse. El Yoga te da la posibilidad de relajarte completamente, y promueve un buen sueño; también mejora la digestión y estimula la circulación. Libera al practicante física y mentalmente, elevando su intuición y creatividad.

Beneficios del yoga y los deportes

La práctica de asanas es un complemento ideal para otra forma de ejercicio ya que las posturas trabajan sistemáticamente todos los grupos musculares mayores, incluyendo la espalda, el cuello, y los hombros, los abdominales profundos, las caderas, los glúteos y también los tobillos, los pies, las muñecas y las manos.

Por su naturaleza, las asanas afectan grupos musculares menores, mayores y órganos. Dan fuerza, flexibilidad y nutrición a los órganos internos.

Aunque la mayoría de las posturas no son aeróbicas por naturaleza, ellas de hecho, envían oxígeno a las células del cuerpo a través de la respiración profunda, estiramiento sostenido y contracción de diferentes grupos musculares.

Cualquier deporte que uno elija practicar, el yoga puede complementarlo. 
La mayoría de los deportes desarrollan fuerza y resistencia, en específicas áreas del cuerpo. El Yoga puede ayudar a corregir todo desequilibrio en el desarrollo muscular y además dará la posibilidad que el cuerpo y la mente trabajen más eficientemente. Si el cuerpo es más flexible será menos propenso a lesiones, ya que las articulaciones estarán bien lubricadas. Quienes practiquen ski, golf, natación, ciclismo y tenis recibirán un crédito mayor en su performance.

¿Porqué es tan bueno el Hatha Yoga - Método Iyengar?

No son las posturas yóguicas lo que distinguen el Método Iyengar de otros métodos de Hatha Yoga. Practicarás las mismas posturas en una clase de Yoga Iyengar como lo harías en cualquier otra clase de Hatha Yoga. Es el modo en el cual se practican las posturas que lo distingue. Cada método de Hatha Yoga enseña su propia manera de practicar las posturas. Algunos se concentran en ser suave y mantener el contacto con la respiración, otros se concentran en la velocidad y el flujo del movimiento, mientras que otros se concentran en ir tan profundo en la postura como sea posible. B.K.S. Iyengar es conocido por este último acercamiento. Él enfatiza la importancia de establecer y mantener la alineación sana en el cuerpo mientras se practican las asanas. 

Al mismo tiempo, él estudió los sistemas internos del cuerpo, y descubrió cómo las diferentes posturas afectan estos sistemas, valorizando el método en su aporte terapéutico.

La alineación es el punto más importante del Yoga Iyengar. Utilizamos la observación para balancear, para abrir, y para consolidar el cuerpo de modo que éste tenga una mejor alineación en el campo de la gravedad. Una mejor postura. No para que puedas pararte derecho, pero para que el cuerpo este verdaderamente equilibrado. Pocos de nosotros nos damos cuenta de que tan difícil es permanecer "derecho", o en una buena alineación al hacer ejercicio. 

Los desequilibrios musculares en el cuerpo son importantes, y si no son tomados en cuenta van distorsionando el cuerpo poco a poco. Practicar las posturas focalizándose en la alineación exige que 1) te des cuenta de los desequilibrios, 2) entiendas cómo alinearlos, y 3) mantengas la alineación mientras te extiendes. Cuando sigues estas pautas, la calidad de tu práctica cambia radicalmente. Para percibir, corregir y mantener la alineación, el foco debe permanecer alerta y sostenido y el cuerpo debe seguir estando activo. Hay una intensidad particular en el cuerpo, en el foco, en el "aquí y ahora". Desarrollarás fortaleza, y te sentirás más fuerte. Desarrollarás flexibilidad, y te sentirás más abierto. Desarrollarás equilibrio, y te sentirás más firme sobre la tierra. Soltarás tensiones en los órganos, y te sentirás con más energía. Desarrollarás más concentración, y te sentirás centrado. Estarás parado más alto, te moverás con más confianza, y tendrás un sentido más verdadero del control de tu cuerpo.

¿Cuál es la diferencia entre Yoga, Hatha Yoga y Yoga Iyengar? 

En la actualidad la palabra Yoga se la utiliza ampliamente. Cuando se escucha a alguien decir "Voy a mi clase del yoga ", nunca se sabe si se va a la práctica física de las asanas o posturas (el tercer paso de progresión del Yoga), a una clase de trabajo de respiración (el cuarto paso de progresión), o se irá a cantar mantras o a meditar (el séptimo paso de progresión). Esto crea confusión, y por eso hablaremos sobre estas definiciones. La palabra Yoga viene de la filosofía india, y se refiere a la práctica antigua de la auto-realización. La filosofía india ha contorneado diversos caminos del yoga, diversas prácticas para diversos tipos de personas. Por ejemplo, el Mantra Yoga utiliza la repetición de sonidos para lograr un estado meditativo, el Karma Yoga se centra en el trabajo y la acción, el Bhakti Yoga enfatiza la devoción, y el Jnana Yoga utiliza el intelecto, el estudio, y el conocimiento. Estos diversos tipos de yoga se amoldan a diferentes personas, pero todos tienen una meta común; el conocerse a sí mismo. 

El Hatha Yoga es un tipo de yoga. Uno se refiere a él como el camino del esfuerzo determinado o la fuerza de voluntad, pues es una disciplina rigurosa. 

Abarca ocho etapas, y las más populares son la tercera, cuarta y séptima (asana, pranayama, meditación). Estos ocho pasos de progresión comienzan prestando atención a la moral y la autodisciplina personal, continúa con el fortalecimiento, abertura y purificación del cuerpo y finalmente culmina con una serie de prácticas " internas "como la concentración y la meditación. 

El Yoga Iyengar es una manera específica de practicar el Hatha Yoga, desarrollada por B.K.S. Iyengar. Puede también ser llamado Hatha Yoga - Método Iyengar.

B.K.S. IYENGAR - EL MAESTRO II

Bellur Krishnamachar Sundara Raja Iyengar nació en una familia pobre del sur de India, en 1918. Era el décimo primero, de trece hijos. Débil y enfermo desde su nacimiento, por una epidemia de gripe que afecto su madre, Iyengar continúo sufriendo de muchas enfermedades como la malaria, el tifus, la tuberculosis y la mal nutrición. Debido a su precaria condición de salud, los médicos diagnosticaron que no viviría más allá de los 20 años. Esta condición lo llevo a la práctica del yoga bajo la guía de su cuñado Yogacharya T.Krishnamacharya, uno de los principales maestros contemporáneos que modifico las enseñanzas antiguas ofreciéndolas por primera vez al público general. 

El destino marco la entrada de B K S Iyengar en el yoga transformando no solo su vida pero la de millones de personas alrededor del mundo.

Hoy internacionalmente reconocido como el maestro contemporáneo del yoga, B K S Iyengar ha estado enseñando por más de 60 años. A sus 83 años es admirado por sus estudiantes en toda la redondez de la tierra.

Durante su ilustrada carrera, Iyengar desarrollo la innovativa e inspirada manera de repensar el yoga enseñado bajo su nombre. El método Iyengar, que esta basado en la tradición antigua de los Yoga Sutras de Patanjali, es uno de los yogas mas practicados en el mundo.

B K S Iyengar y su hija e hijo, Geeta y Prashant Iyengar, enseñan y refinan este método en constante evolución en el Ramamani Iyengar.

B K S Iyengar es el autor de "La Luz del Yoga", ampliamente reconocido como la "Biblia del yoga" y también ha escrito "Luz sobre el Pranayama", "Light on the Yoga Sutras", "The Tree of Yoga" y varios artículos.

Él es un pionero de las aplicaciones terapéuticas del yoga para tratar muchas condiciones. Profesionales médicos han reconocido su experiencia y eficiencia.
Su revolucionario uso de elementos de yoga (props) posibilitan a practicantes con todo tipo de habilidades de trabajar a su máximo potencial. Talvez el mayor logro de Iyengar sea, el haber hecho el yoga accesible a todos. 

Su búsqueda de la iluminación y la perfección es un reflejo de la naturaleza infinitamente perfecta de las posturas yóguicas (asanas). Su riguroso auto examen, su religiosidad en la práctica y sus enseñanzas precisas son la luz que inspira nuestros esfuerzos.

Por Spa Naturalista Las Dalias


Los conceptos vertidos en los artículos publicados en MujeryNegocios.com.ar, representan la opinión de los autores y no necesariamente reflejan el criterio MujeryNegocios.com.ar.
MujeryNegocios.com.ar declina toda responsabilidad que pudiera derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados

Capacitacion Virtual Publicite aqui Cursos para emprendedores volver a www.MujeryNegocios.com.ar