Artículo


Por Spa Naturista Las Dalias - Contáctese con Nosotros                                                            

La Meditación, el conocimiento propio

La meditación da la posibilidad del conocimiento propio y éste podríamos decir que es la tarea más importante para cualquier ser humano, porque el hecho de conocerse, entender los mecanismos de nuestro pensar, sentir y actuar es lo que le puede dar sustento a todo nuestro vivir.

Uno puede alimentarse muy equilibradamente, hacer actividades físicas, actividades expresivas, desarrollar un trabajo que lo llene de gozo, al igual que la concreción de un hermoso vínculo de pareja, tener hijos, un buen pasar económico, etc.; pero si no hay conocimiento propio, que libere al hombre de una carga de sentimientos primitivos, de miedos, inseguridades, sentimientos de insatisfacción, dolor, envidia, búsquedas, ambiciones, esperanzas, exigencias internas; todos sentimientos que van más allá de nuestra vivencia personal, que también son genéticos, ancestrales; sino hay una comprensión que de lugar a trascender todo esto, el conflicto estará siempre presente.

El conflicto estará siempre presente asechándonos en la primer vuelta de la vida, no podrá haber salud física y psicológica, ni felicidad duraderas. Cuando las cosas van bien, uno cree que no necesita conocerse, pero lo real es que en la vida hay desafíos, situaciones complejas, no esperadas, y la respuesta creativa, armónica podrá venir solamente de una mente liberada, con la fortaleza que emana del conocerse, cuando el desafío lejos de abatirnos, da la posibilidad de comprender y generar mayor espacio de libertad, que es paz, sosiego interior.

El conocimiento propio es ir más allá del querer cambiar algo que nos molesta en relación a algo: la pareja, el trabajo, el dinero, miedos; el conocimiento propio es la posibilidad de esclarecer y trascender las raíces de lo que se expresa en nosotros a través de nuestros pensamientos, de nuestros sentimientos, emociones, sensaciones, intuiciones, creencias, ideas que tenemos de nosotros y de la vida.

Conocerse no es hablar y analizar sobre un determinado problema que nos aqueja, conocerse es ir más allá de la manifestación particular del problema, es ir a lo desconocido, a lo oculto, que solo se expresa cuando la mente esta quieta, en silencio ó sea cuando no estoy yo queriendo actuar sobre el problema, al querer modificarlo ó cambiarlo. 

Por eso es que el conocimiento propio es la piedra fundamental para un vivir en armonía con todo lo manifestado.

La Meditación es la posibilidad de percibir todo el movimiento tanto externo como interno.

Llamamos movimiento interno a todo aquello que ocurre en nuestro ser, en el aspecto psicológico: pensamientos, sentimientos, sensaciones, intuiciones, deseos, demandas internas; en el aspecto físico: sensaciones, dolencias, expresiones del cuerpo. Llamamos movimiento externo al actuar cotidiano, lo que tiene que ver con nuestro cuidado personal, el trabajo que realizamos, los vínculos con otros, el desarrollo de una actividad creativa, etc.

Para percibir con hondura es necesario desarrollar los sentidos que en general están adormecidos, atrofiados o reprimidos.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta, es la sensibilidad, la cual también hay que activar por medio de una alimentación equilibrada-sensibilizante, actividad física desbloqueante con trabajos que den tonicidad y eloganción, actividades expresivas, contacto con la naturaleza; también es necesario un gran interés en el conocimiento propio y coraje para enfrentar la propia realidad. El hombre en general tiene puesto su interés en todo aquello que le dé placer, provecho, distracción, y fundamentalmente seguridad. Y no le damos importancia al darnos el tiempo para enfrentar nuestra realidad, nos da temor, inseguridad hacerlo, y lo que resulta más irónico, es que al no enfrentar lo que nos pasa, ello crece y nos perturba día a día más, generando una vida con más temor y mayor inseguridad.

Al percibir, uno toma contacto con sentimientos, pensamientos, sensaciones y si nos quedamos observando, escuchando lo que sucede, sin ningún movimiento del pensamiento y del sentimiento, hay la posibilidad de que eso percibido nos muestre toda su esencia, sus raíces, sus motivaciones subyacentes, entonces aparecerán las causas y efectos de un determinado sentimiento ó pensamiento que tenemos.

A lo que llamamos movimiento del pensar, es el interpretar, el enjuiciar, el aceptar, el rechazar, el justificar, el analizar, el identificarse, el nombrar, es decir poner en palabras lo percibido, porque al poner en palabras lo que se observa uno empieza a argumentar sobre ello, con lo que nos alejamos de la sensación; también es un movimiento del pensar el comparar ó sacar conclusiones.

El no-movimiento significa no reaccionar frente a lo percibido, es quedarse en silencio, en forma pasiva en cuanto a que no hay movimientos, y activa porque estamos atentos, perceptivos a un determinado estado.
Al enjuiciar, rechazar, interpretar, analizar, lo que logramos es detener la percepción, la vivencia, y entonces se transforma en algo intelectual, mental, racional ó puramente emotivo, dándonos pena de nosotros mismos, es decir sentimientos autocompasivos. En ambas situaciones lo que sucede es que el problema que nos aquejaba se fortalece y repite, tal vez cambiando las formas pero no así el contenido.

Si miramos el vuelo de un ave, y no hay más que eso, ó sea no estamos pensando sobre el ave ó entramos en estados emocionales, podemos percibir desde la belleza del ave con todos sus matices, hasta las mismas intenciones que el ave tiene; no hay un yo interpretador y el ave por otro lado, solo hay una vivencia en comunión entre el que observa y el ave.

Si nos miramos internamente y lo que percibimos es un sentimiento de miedo, puede aflorar su trasfondo, sus motivaciones subyacentes, que nos va a permitir el percibir otras cosas, como por ejemplo nuestra necesidad de ser reconocidos, valorados, queridos y tantas cosas más que uno no se imaginaba que estaban dentro nuestro, ó sea aflora el inconsciente, aflora lo desconocido, aquello que está oculto en capas profundas de nuestra conciencia, que tal vez pueda ser la madre de aquellos pensamientos ó sentimientos que nos generan conflictos en nuestra relación con las personas ó las cosas. La meditación es entonces, crear un espacio de tiempo y lugar para poder percibir todo lo manifestado en forma total, real, o sea no dual, no fragmentada ó sea no dividido en partes, como por ejemplo ver el miedo a la enfermedad como un sentimiento autónomo, cuando en realidad el miedo es uno solo, el miedo a la enfermedad no es más que una manifestación más del miedo a la vida.

Para ahondar al meditar tenemos que terminar con los condicionamientos que tengamos, que nos dan las lecturas, conocimientos, productos de nuestras necesidades particulares, debido a nuestras carencias, experiencias, deseos e ilusiones, y fundamentalmente las creencias que tengamos.

Todo esto distorsiona la percepción e impide la posibilidad de llegar a la terminación de un determinado pensamiento-sentimiento que tal vez arrastramos desde mucho tiempo. Arrastrar un pensamiento-sentimiento nos embota, mecaniza, y genera un sinfín de problemas o dificultades para desenvolvernos en la vida. Este arrastrar, es tal vez, la imposibilidad que tenemos de acceder a estados de mayor serenidad, paz con uno mismo, alegría, salud, libertad.


Por Spa Naturalista Las Dalias


BA7062EBBB68DB4D5E087F625E87B059E3E6FDF5187AB1FC1F602163211BB506EB0F43788AE1B778EB5841A87021917FEDB1BF7450429700E6419360449073C7E4DC56F2DD5064D2A07934E5AE8E00B85E806A58320732FDF6FE07FFB2B57F21AF56895F904F520E3A28CAAF6CE9F4D8760E985DCFB55AD5C10E19BEA8B37BACFAA12AA7BEDAF15D4B940A237B0C04E90C7CBE0D2FC400611BD5094A1D2C86E8CF47FEDADD920045767BDC210290490096D4122F8C64790A7F3225065C9D1E8B6681821C3475992BEBFD4B83B99575BF9401F68807EBA06B40BDC2EB50DFE4B150138E7E74B43C4256EB4483CFB0B9061757CB1A3534B2085B4F3A07F97DA50C311700722F9FA50F278A06DE1201BC9CAB9136FCBA6EAFED658D7941126005FEE072628B792855FEADE608E8891C105229EEF01840D1BEF0DF7D258CE01CD048F2F1E95D3E0DB1AB573B7848BFCB4E29088304FF1DDA035301CD5C8171B4426F8024BC4C66F0B76E36C3EDC5A1BFF7D46C361EAAC5043DF93CF8B179C5AFE972AB74BEE5DE048BAA618409E5B175ADD8D31ED364BB3D5F87114C4976E55C7E9C1AA24CA6557685B88DF214EB8C28360F7E98720810234150619B306D7D1355CE2DF719B88F012C1E7162577A302B9CB4F857ED6ED5BC0D28EEA3A0DBC9766BF69332D6D68E378616C55E0342831230C74FC024DF1619E3E490069A11BABC142FC423C8C50B580D0071880AD502CD3E646A61F766B2B3AA1E5394781EEB8D86F50C8F0100240282B1C2BF104D2E6FEB7416CBA61386CB0F3F1B1D7FEB79EA18D97CAC168B0BCB54C62146ED1C0A305D9080DE92D7385DADA16A66D7B005FF47F34FA5D1118C96CDF4862FAA46DF9171C2F22CFCB27E49B9162FC52DFB5B0A18488A7D9A0589A25FF4BED2CF85255E23266EC6F9FA606A03674297A297E81DF2704C1FADD0A5B138285C1C090998972928B256EE72EC7C486D7EA0B8D5FE81B1092C2BD2FD706287F835D71210AAFD242174406ED376E70B7A6F5198472A52077053B0DF8BF418127CC4D64E01242BB76F911F005236EDDE0FDF7A8036DDBFB4415DAD6C1ADFCD513265D487A996EFD853AD8CCF136E21C205DBB7584F80B4B5CA056BAE61B57F2748F0D6C7DD4D75F1F09B902D7F9A8126D851FF10D8BE9FF0D2EB4972FB60E26A8E802C0FF87EA8286AD16FF022F01063AC100B45E10C0AFB104DD0AE32E1CFE02A06AF852AD85140624006BA2C8A3968DBE95A851CA3C09EF47FB6237DA8537C4805C22C1C228503B5104C5A9D6827B763006D14A942E60D88A24EF096E0097BFC959818280E43FD3093DD103B7EFA03987B6C65761B042711F14706FFD5FF87D81FD2C207C68FF613D9A5E7D78F8AAA4988683D8EA08F814710C4118E2F34B791DB005FCB5006399D2E7985CBA44FD04AFE02243C29860B77B3FC3DFF8854A11E8481087A26B06ABECB174055CA947F914F6530E58005A339E75114FA52AC44281234052A935FD7F07E8C460D3209AB29D4F604A668FCED3DA8ADF6E6FF10CDA3670CAF03B080D79078BEBA0DA515C29830D92103FD217367E72A78FDE8DC2B7154C8F2EEB6B40977AE99F9DC2B1C51F078781B8833768CF4EDD18F856C426A3E1DD0B379D37BC56B4F0A66805421347FB8A6E68B0C2A4FC53BE82EB85866FDDA825161C4195BD54D13CD7567C0BF88156CEA319E280B8D03D75BFBD44D137055876692532788DF13FB4FDC2D2E947E119E59D80899651CA027869BBB52F895B2D865D068E81300ADF682C551BDB1DB6279094800AD5B6F1D1B163793A35D6498AFA169F2AF825315F53B87FC67EFE2A0525F355B6C97A08F840DBEA173CA86EF1014C9A62A9045D13A1AF22BD7D807E13AD5D73C778874DA049552C11DC6F1240C7970BFCC2AE11B824D8D4F67349E2BFF9492DD1196A10563B753814B536ECBE0BCD010DD90D84092227FCC3B610DDA2208050F34A58CBA33B28B68B68D00AB31793F8AD7E6B529BBC06872041DA1128DAFF56FF52C75F0E4C9C7D28C910F643A414B49A60406DDC62032F04FD67EE4C521148BF2BF55FE0C58FC1696D94B10E5AA9EE150741E136148602F520C8D25C63605F32DDBD2317168A3C9ED032F9856109BB5753D41B86000AF5969793EA2E5C6845711C2F787300CA28B5B1ABBB0403266588EE67AA0F6E37162E6B016F077D6EDC8817F878C692A93586DA81A9BB15B1D44BA512EB1D2AE0A7A374FB63002B01E77C14566F213E0297E083A2FDA20B35D9B0612845C367715C9B9364A871F80FB4C20362F16D32297E158817D8B57E2C5008CE0F8D96E8AD7E1D74A909BD95DF0BD046DDE4C82E937F2E136758FE5FE063D8C624E1D5D32B8F2C91053E9D9FE8154BDCDCDA0B7B7FF6C2CDC9FD9788BE990528DFD374A7D7B860828C1EEE8582A52FAF670E6F305EEC22A9AD30B57942C073AF60A2B5FF6E3874D3D29C9624987CECFE5FDB2DDEBAB6FBC38206F9E85B5828BF45B4B6FCB4E384E46D095B3832EAB75DFC476418ED84D849A13437A11180C1D0448AFF0D9E02EC198C25871DE009D90A57C10BBC02BCC9230B14307508CDC40E2837F4B7DB40920A76010F49A4A339363EE417574E2F2FF4FF8E92209BF810FB57D9C5873C5F1BC104408AF08EA5B78A2BB14618F4E5B22485A3E1C6B3E0BE4A1E4D1348FBD2066CDB3DDBDB573BE09650146E744761BFE83B838C3726C39BA6A05BA664C94F8E32FA56D1C623394DCAF1E134613BA8FFDCD8AA4BBB6E8060FC0786F76D04A587AD9C6375F773FED2052E49702BB90608CC2810CBE5809076E806064AEBFF80D98C2F5CA8D58C82D05281DA2344D0A1A6DFE80C9D02135B436F889B0601877101B87CE9034D3C948F4965DD481134BA1869C0174A2D6EA83857A39824D180A6C17F53C07516A5BED1E80B6B7BC5C0AA1BADDF68A479A34A76A986B2E35D54AD16EAD921A311A59895976AA2CB5EA186014C00FFC0AD419F8FC9C9D040E1C2828676A5BEFD02BF2403E2010DDC1F805735C7F4CA2F5B7CA91C7578E2103593103A79686BA8F881E5C9A70EF2038EFCDFE2ADD6C35B44C0D0D5F93895D50176B451F978ECB300DAD47D9980A4154B7FABFF4090603458847D0FFAF0566D9ED7D9E705CC1D3687FDAD96D843C05F73B7C6E0B41370C1A90568A2196972792E8EE2BF10B547F4BCECCFFEBCD1229B9AFF5B0B9708EA141267AC2058FF3B24210B56CA112DB5E8E58E0332A8132D2DFD7F2F6848F8850F239F18D7573C6F1BC77FA106DA1EE48233B053E0EFFCF0DCC855618915DEC3AC05C1D528380E207F01E036EA1B5B7A737AF09D172E3304E2ADDADAE9DF5A4E5E1CAD074240FF854A010A28862E1948541396082E3D8AF64F86336AD7157CDBC4379A6CC7DC41B1A218400148AB5BFF9DBB150A250C2628AFCCC618635A70FC2842A98DAD06F83958E7A321D117FDD0951085B1DE18450ABEFD42C134A6D212F114C46662B0C4EF6ED0B9626A2F1AA373D90D9F8016FE876AE36981B761A23E891A5C02895B142A40BD20D7E61DC04DDBE803DF52A828FA2874A10B458BD37E5EE4C35BDB51B04D38E4B5E83D180AEB4FED166BCC6F0D068904251C1F6A6DE276E6EF3494A04CF805BF1BB7855F3547CCE26D5BA21A2B619EC1E1E347978A3BCDF390576C26F7C3F1DB52EDA4176822005A8657E0B8908B7FB9CEC0F405D01F8C922F446E2D111737E8CAA129285791473704DD1E22F8D5A701F0FF2C17F85D18958ACB64A6F8F7AC0E088EB616785B470441B5BE22BF257A5BAA4BB355CE268E5B50DCB9F85522D3809CE9CABF10282E5029287F748E0012FF2D3E283335605B18C3CBA2B820E9B8D1BFABACAD3A56373E39EA5D6651CD2CF5A55BDB1326236845E541ADFA3BB2968AC2027C03868D21BD04DD28B130D97F856F3AD26FDFA2B71473130C7D5C9E3857FF3A25AD404BD181890768B958885A860B7C1A0B5BFF61A49689674384D4F4FBC0224C805CDD54FDFD0F70C5D658D73A51B2EBF87FC3AD024D610FA31A819614F0F9F5188E3A80D5DEE0069350C3AAC8EFD01BD9C78DA676768A5BF3000A5CE91125786B69A4E3B4BE04F0F18910DCD05FE8676C160FD342B25F32FDAF49257E2ED4016DE20D5B9FBA3A95BAD16F1BA61EEF4A0DD6A1F870737528964C5F0808970432387D517AC28D42DD5111991657E03CCFC56D79E371AD5A2E90045F98683AD5801BB4C3C7104C7AF2296AF0462DB7AB504A2704D4D0B6A2450D09E7D1BD64DADA98C3FA590E545A9E52C250B50D6CA2F56E6D91CE829B0836650AD54A7FCC82065FE805324604F4552272424F7725FE12F1F037062B5B5106BB8E234E7EABDFC1F6A7D8031C74D88D812408A88064DCED85862E84012A7067CEE15C078DB635A8F8C49B51760F113443A3A5C9FFEC42A94B74423FCA88E0A32AF65FA0C5BAA8510B1DC59949850C560F28C446ABFDD68DAC8DAAA56E2E370C987936851B2DE8ED0EA23C63AD533EC21D8C2AB6DFF58BE7DBD626BE2DA331A11648C4D8965A5ABBC8A1A98104FF105F28350002D9D859F8DF04D4C68FEA31E8F016F94EA082D17054B85CA8516BDAFBD37F2B6F3927876A682C72B9DB02F953F281A2BA827B09B221902BF2625A26F82DDEC09880F0726308B8BD5C9B4B74445B5C61076838940D0AF1C0120E90630E99AF54B48866EAEA64DB970CF1DD2CA294C973B8097AE2CE181BC042B47F1487985C08C4F642DB5C87315A5B74DE003438DD4BAFB6ED6241C4B424616008B98512F0DB78E4EDC3B82927AE3D98B5F1160BD42E3DA7F11DE289A1425730F85D5BFE0F89B4F4D76DB31B849254BD4E924CE1367