Artículo


Por Liliana Racauchi - José Bidart - Spa Naturista Las Dalias - Contáctese con Nosotros



Consejos para las épocas de Calor 

Es importante tener en cuenta algunas pautas con relación a la dieta a llevar durante ese tiempo. 

Así como la tierra, durante los momentos de calor y mucho sol necesita más agua, lo mismo sucede con nuestro cuerpo; necesitamos más líquido, más frutas, verduras crudas y mucho menos de alimentos cocidos, de proteínas y de grasas, ya sean éstas vegetales (aceites, nueces, almendras, semillas en general) ó animales (lácteos, huevos, carnes). No obstante se trata de encontrar un nuevo equilibrio, con relación al cambio de estación y no de descartar, en este caso, aquellos alimentos que son fuente de calor.
Hay que tener en cuenta un principio, que si bien es válido para todo el año, es más importante respetarlo en esta época porque el cuerpo necesita menos comida, y que es: Desayunar como un príncipe, almorzar como un rey y cenar como un mendigo. 

Nuestra sugerencia para los meses de verano, en una persona con una condición física mínimamente saludable, es la siguiente: 

Desayuno:

Té de: Carqueja (hepático), ó Canchalagua (activador de la circulación) ó Marrubio (problemas estomacales) ó Diente de León (hepático, que no constriñe el intestino). 
Fruta de estación, orgánica y de la zona de influencia: damascos, duraznos, frutillas, cerezas, uvas, peras, ciruelas, manzanas, higos, bananas, melón, sandia, en cantidad moderada, es decir una cada vez.
Yogurt natural, orgánico, combinado con alguna de las frutas anteriores, 1 ó 2 cucharadas de avena ó de germen de trigo y con un poco de miel si es necesario, 2 ó 3 veces por semana.

Otras veces, 1 ó 2 tostadas de pan de sólo harina de trigo integral, orgánico, con manzana rayada por encima y un poco de canela.
Otras veces incorporar a lo anterior un poco de ricota natural orgánica (1 ó 2 veces por semana). 

Almuerzo:

Cereales integrales (30%): Arroz integral, cebada perlada, fideos integrales, trigo burgol, mijo pilaf, maíz en forma de humita ó el choclo hervido.
Proteínas (20%): Queso de soja (1 vez por semana), huevo duro en ensalada (1 vez por semana), salmón a la plancha (1 vez por semana), pollo de campo (1 vez por semana), zeitán (1 vez por semana), aduki ó lentejas ó garbanzos ó porotos negros, (1 vez por semana en ensaladas).

Ensaladas (50%): Utilizar todas las verduras de la estación y de la zona, orgánicas. Condimentar con aceites de 1º presión en frío de: oliva, girasol, lino, germen de trigo. Salsa de soja sin pasteurizar orgánica, jugo de limón ó de naranja.
Té de Marcela (estómago, páncreas), Manzanilla (combate cólicos), Menta (antidispepsias), Habú (antihipertensivo, regula intestino).

Merienda:

Té de Bancha (energizante, mineralizante) ó jugo de zanahoria y manzana verde ó 1 fruta de las mencionadas para el desayuno. 
1 ó 2 tostadas con dulce de membrillo o damasco orgánicos hecho con azúcar integral 

Cena:

Algunas veces en la semana caldo de verduras o sopa crema con verduras ( zapallo, nabo, cebolla ó zapallo, zanahoria, remolacha, ó zapallo, puerros) con gotas de jengibre rayado al servir. 
Verduras al vapor o rehogadas, empanadas de verduras, tartas de verduras, budines livianos, croquetas de verduras, pizzas de cebolla. No consumir cereales por la noche, si se consumieron al mediodía y en el desayuno, tampoco proteínas.
Té de Pasionaria, Tilo, Cedrón, Toronjil, Hongo Shiitake, Mimosa, Lavanda, Canela. Todos son relajantes y ayudan a conciliar el sueño. 

Descargas Del Final Del Verano

En la medicina oriental se habla del invierno y del verano tardío, épocas del año que tienen que ver con el final del invierno y del verano respectivamente, antes de la primavera y el otoño. Son épocas en que los médicos reciben mayor afluencia de pacientes, porque las personas comienzan a realizar las descargas físicas y psicológicas de los excesos cometidos en las dos estaciones mencionadas anteriormente.

Vamos a referirnos a las descargas del verano.
En el verano se acumulan excesos de líquidos y azúcares (frutas, jugos, gaseosas, cerveza, helados). Estos alimentos, como en general no son ingeridos con moderación (esto es un término relativo, porque puede suceder que lo que es poco para muchos puede ser mucho para otros), por un lado generan una sobrecarga que se traduce en acumulación de mucus y ácidos grasos en las articulaciones, hígado, corazón, riñones, intestinos, pulmones, con lo que éstos órganos trabajan a menos de su capacidad normal, generando desequilibrios en todo el sistema físico y psíquico. Por otro lado durante el verano la actitud psicológica es de mayor excitabilidad, estados emocionales más desbordados, se duerme menos, se está más hacia afuera, extrovertido y el calor genera un cierto mal humor, el exceso de sol también sobrecarga el ánimo, a los órganos del cuerpo y si bien genera energía y un estado placentero, el exceso de éste es muy excitante. En este verano tardío, entonces comienza la necesidad del organismo de descargar los excesos, relacionados con el ánimo, con el sol y con lo que se ingiere. El exceso de mucus y ácidos grasos acumulados se traduce, también, en energía estacionada, bloqueada, que no sólo tiene que ver con los alimentos, sino también con los estados emocionales.

Las gripes, resfríos y bronquitis tempranas, diarreas, dolores de cabeza, alguna que otra infección, dolores articulares, dolores de piernas, inflamación intestinal, estomacal, cansancio, tristeza, irritabilidad nerviosa, son manifestaciones que hablan de la necesidad de ajustar y permitir que la descarga se haga naturalmente, para lo cual es importante saber acompañar dichas descargas sin una actitud intervencionista (toma de medicamentos) o una actitud negadora, de resignación frente a lo que a uno le sucede, esperar que el tiempo lo resuelva o una actitud enjuiciadora.

Cuando se produce la descarga no solo estamos eliminando los excesos de lo ingerido, sino que los desbordes emocionales que hemos tenido, la excitabilidad, también se acumula y necesita salir de alguna manera. Permitir que la descarga se haga naturalmente significa respetar los ciclos de la naturaleza, comprendiendo que existen enfermedades de ajuste o de descarga que el cuerpo necesita realizar para volver a su estado natural. Cuando este proceso es interrumpido utilizando medicamentos, lo que hacemos es suprimir el síntoma de descarga con lo cual generamos un proceso de acumulación de toxinas, ya que no hemos permitido que se descargue el sobrante, las toxinas que el cuerpo necesita sacar y además estamos incorporando la química de los medicamentos ingeridos. También es una actitud intervencionista intentar combatir los síntomas con una dieta, con un masaje, con Flores de Bach, haciendo terapia para analizar el problema; en todos estos casos lo que no hay es una entrega, acompañamiento del proceso y posterior comprensión, lo cual permite una liberación natural y tal vez una resolución para siempre de la sobrecarga. 

Si esta entrega no ocurre, se generan las acumulaciones que dan lugar a las llamadas enfermedades degenerativas: cáncer, diabetes, baja del sistema inmunológico (SIDA, Lupus), enfermedades coronarias, vasculares, artritis, reuma, neumonías, depresión, etc.

Acompañar el proceso de descarga significa comprender primero que nada, porqué sobrecargo y generar un cambio en mi actitud, en mi forma de ver la vida, en mis hábitos, en mi forma de alimentarme. Por otro lado, saber acompañar no significa que uno niegue la enfermedad o no haga nada al respecto o llegue a estar con mucho malestar, sufriendo. Se trata de utilizar los elementos de la naturaleza para encontrar los mecanismos de curación natural como por ej.: la alimentación, la actividad física, ejercicios respiratorios, hidroterapia, fangoterapia, auto-masajes, etc. y la meditación como una forma de entrega al malestar y aprender a utilizar ésta para comprender los motivos subyacentes que tienen que ver con estados psíquicos emocionales.

¿Porqué uno sobrecarga psicológicamente en el verano?

En verdad uno sobrecarga siempre, durante todo el año, pero en lo estrictamente referido al verano podemos decir que al generarse un estado de excitación, de estar en una actitud más hacia fuera, poco tiempo e importancia le damos al hecho de quedarnos 15 ó 20 minutos diarios percibiendo todo el movimiento de nuestro ser, observando, escuchando, nuestro sentir profundo. Cuando se está atento no existen las sobrecargas. ¿Podemos, más allá de los estímulos externos como el clima, vacaciones, vida social, mantener un equilibrio emocional que nos permita no sobrecargarnos? ¿Puede ser que la necesidad de tanta exteriorización tenga que ver con la insatisfacción respecto de nuestras relaciones afectivas, laborales, el miedo a enfrentarnos con el vacío existencial, la pobreza interna, la necesidad de recibir afecto, reconocimiento? ¿Podemos darnos cuenta que nada más maravilloso existe que estar en paz con uno mismo y sentir la dicha porque sí, libre de todo estímulo?


Por Spa Naturista Las Dalias

BA7062EBBB68DB4D5E087F625E87B059E3E6FDF5187AB1FC1F602163211BB506EB0F43788AE1B778EB5841A87021917FEDB1BF7450429700E6419360449073C7E4DC56F2DD5064D2A07934E5AE8E00B85E806A58320732FDF6FE07FFB2B57F21AF56895F904F520E3A28CAAF6CE9F4D8760E985DCFB55AD5C10E19BEA8B37BACFAA12AA7BEDAF15D4B940A237B0C04E90C7CBE0D2FC400611BD5094A1D2C86E8CF47FEDADD920045767BDC210290490096D4122F8C64790A7F3225065C9D1E8B6681821C3475992BEBFD4B83B99575BF9401F68807EBA06B40BDC2EB50DFE4B150138E7E74B43C4256EB4483CFB0B9061757CB1A3534B2085B4F3A07F97DA50C311700722F9FA50F278A06DE1201BC9CAB9136FCBA6EAFED658D7941126005FEE072628B792855FEADE608E8891C105229EEF01840D1BEF0DF7D258CE01CD048F2F1E95D3E0DB1AB573B7848BFCB4E29088304FF1DDA035301CD5C8171B4426F8024BC4C66F0B76E36C3EDC5A1BFF7D46C361EAAC5043DF93CF8B179C5AFE972AB74BEE5DE048BAA618409E5B175ADD8D31ED364BB3D5F87114C4976E55C7E9C1AA24CA6557685B88DF214EB8C28360F7E98720810234150619B306D7D1355CE2DF719B88F012C1E7162577A302B9CB4F857ED6ED5BC0D28EEA3A0DBC9766BF69332D6D68E378616C55E0342831230C74FC024DF1619E3E490069A11BABC142FC423C8C50B580D0071880AD502CD3E646A61F766B2B3AA1E5394781EEB8D86F50C8F0100240282B1C2BF104D2E6FEB7416CBA61386CB0F3F1B1D7FEB79EA18D97CAC168B0BCB54C62146ED1C0A305D9080DE92D7385DADA16A66D7B005FF47F34FA5D1118C96CDF4862FAA46DF9171C2F22CFCB27E49B9162FC52DFB5B0A18488A7D9A0589A25FF4BED2CF85255E23266EC6F9FA606A03674297A297E81DF2704C1FADD0A5B138285C1C090998972928B256EE72EC7C486D7EA0B8D5FE81B1092C2BD2FD706287F835D71210AAFD242174406ED376E70B7A6F5198472A52077053B0DF8BF418127CC4D64E01242BB76F911F005236EDDE0FDF7A8036DDBFB4415DAD6C1ADFCD513265D487A996EFD853AD8CCF136E21C205DBB7584F80B4B5CA056BAE61B57F2748F0D6C7DD4D75F1F09B902D7F9A8126D851FF10D8BE9FF0D2EB4972FB60E26A8E802C0FF87EA8286AD16FF022F01063AC100B45E10C0AFB104DD0AE32E1CFE02A06AF852AD85140624006BA2C8A3968DBE95A851CA3C09EF47FB6237DA8537C4805C22C1C228503B5104C5A9D6827B763006D14A942E60D88A24EF096E0097BFC959818280E43FD3093DD103B7EFA03987B6C65761B042711F14706FFD5FF87D81FD2C207C68FF613D9A5E7D78F8AAA4988683D8EA08F814710C4118E2F34B791DB005FCB5006399D2E7985CBA44FD04AFE02243C29860B77B3FC3DFF8854A11E8481087A26B06ABECB174055CA947F914F6530E58005A339E75114FA52AC44281234052A935FD7F07E8C460D3209AB29D4F604A668FCED3DA8ADF6E6FF10CDA3670CAF03B080D79078BEBA0DA515C29830D92103FD217367E72A78FDE8DC2B7154C8F2EEB6B40977AE99F9DC2B1C51F078781B8833768CF4EDD18F856C426A3E1DD0B379D37BC56B4F0A66805421347FB8A6E68B0C2A4FC53BE82EB85866FDDA825161C4195BD54D13CD7567C0BF88156CEA319E280B8D03D75BFBD44D137055876692532788DF13FB4FDC2D2E947E119E59D80899651CA027869BBB52F895B2D865D068E81300ADF682C551BDB1DB6279094800AD5B6F1D1B163793A35D6498AFA169F2AF825315F53B87FC67EFE2A0525F355B6C97A08F840DBEA173CA86EF1014C9A62A9045D13A1AF22BD7D807E13AD5D73C778874DA049552C11DC6F1240C7970BFCC2AE11B824D8D4F67349E2BFF9492DD1196A10563B753814B536ECBE0BCD010DD90D84092227FCC3B610DDA2208050F34A58CBA33B28B68B68D00AB31793F8AD7E6B529BBC06872041DA1128DAFF56FF52C75F0E4C9C7D28C910F643A414B49A60406DDC62032F04FD67EE4C521148BF2BF55FE0C58FC1696D94B10E5AA9EE150741E136148602F520C8D25C63605F32DDBD2317168A3C9ED032F9856109BB5753D41B86000AF5969793EA2E5C6845711C2F787300CA28B5B1ABBB0403266588EE67AA0F6E37162E6B016F077D6EDC8817F878C692A93586DA81A9BB15B1D44BA512EB1D2AE0A7A374FB63002B01E77C14566F213E0297E083A2FDA20B35D9B0612845C367715C9B9364A871F80FB4C20362F16D32297E158817D8B57E2C5008CE0F8D96E8AD7E1D74A909BD95DF0BD046DDE4C82E937F2E136758FE5FE063D8C624E1D5D32B8F2C91053E9D9FE8154BDCDCDA0B7B7FF6C2CDC9FD9788BE990528DFD374A7D7B860828C1EEE8582A52FAF670E6F305EEC22A9AD30B57942C073AF60A2B5FF6E3874D3D29C9624987CECFE5FDB2DDEBAB6FBC38206F9E85B5828BF45B4B6FCB4E384E46D095B3832EAB75DFC476418ED84D849A13437A11180C1D0448AFF0D9E02EC198C25871DE009D90A57C10BBC02BCC9230B14307508CDC40E2837F4B7DB40920A76010F49A4A339363EE417574E2F2FF4FF8E92209BF810FB57D9C5873C5F1BC104408AF08EA5B78A2BB14618F4E5B22485A3E1C6B3E0BE4A1E4D1348FBD2066CDB3DDBDB573BE09650146E744761BFE83B838C3726C39BA6A05BA664C94F8E32FA56D1C623394DCAF1E134613BA8FFDCD8AA4BBB6E8060FC0786F76D04A587AD9C6375F773FED2052E49702BB90608CC2810CBE5809076E806064AEBFF80D98C2F5CA8D58C82D05281DA2344D0A1A6DFE80C9D02135B436F889B0601877101B87CE9034D3C948F4965DD481134BA1869C0174A2D6EA83857A39824D180A6C17F53C07516A5BED1E80B6B7BC5C0AA1BADDF68A479A34A76A986B2E35D54AD16EAD921A311A59895976AA2CB5EA186014C00FFC0AD419F8FC9C9D040E1C2828676A5BEFD02BF2403E2010DDC1F805735C7F4CA2F5B7CA91C7578E2103593103A79686BA8F881E5C9A70EF2038EFCDFE2ADD6C35B44C0D0D5F93895D50176B451F978ECB300DAD47D9980A4154B7FABFF4090603458847D0FFAF0566D9ED7D9E705CC1D3687FDAD96D843C05F73B7C6E0B41370C1A90568A2196972792E8EE2BF10B547F4BCECCFFEBCD1229B9AFF5B0B9708EA141267AC2058FF3B24210B56CA112DB5E8E58E0332A8132D2DFD7F2F6848F8850F239F18D7573C6F1BC77FA106DA1EE48233B053E0EFFCF0DCC855618915DEC3AC05C1D528380E207F01E036EA1B5B7A737AF09D172E3304E2ADDADAE9DF5A4E5E1CAD074240FF854A010A28862E1948541396082E3D8AF64F86336AD7157CDBC4379A6CC7DC41B1A218400148AB5BFF9DBB150A250C2628AFCCC618635A70FC2842A98DAD06F83958E7A321D117FDD0951085B1DE18450ABEFD42C134A6D212F114C46662B0C4EF6ED0B9626A2F1AA373D90D9F8016FE876AE36981B761A23E891A5C02895B142A40BD20D7E61DC04DDBE803DF52A828FA2874A10B458BD37E5EE4C35BDB51B04D38E4B5E83D180AEB4FED166BCC6F0D068904251C1F6A6DE276E6EF3494A04CF805BF1BB7855F3547CCE26D5BA21A2B619EC1E1E347978A3BCDF390576C26F7C3F1DB52EDA4176822005A8657E0B8908B7FB9CEC0F405D01F8C922F446E2D111737E8CAA129285791473704DD1E22F8D5A701F0FF2C17F85D18958ACB64A6F8F7AC0E088EB616785B470441B5BE22BF257A5BAA4BB355CE268E5B50DCB9F85522D3809CE9CABF10282E5029287F748E0012FF2D3E283335605B18C3CBA2B820E9B8D1BFABACAD3A56373E39EA5D6651CD2CF5A55BDB1326236845E541ADFA3BB2968AC2027C03868D21BD04DD28B130D97F856F3AD26FDFA2B71473130C7D5C9E3857FF3A25AD404BD181890768B958885A860B7C1A0B5BFF61A49689674384D4F4FBC0224C805CDD54FDFD0F70C5D658D73A51B2EBF87FC3AD024D610FA31A819614F0F9F5188E3A80D5DEE0069350C3AAC8EFD01BD9C78DA676768A5BF3000A5CE91125786B69A4E3B4BE04F0F18910DCD05FE8676C160FD342B25F32FDAF49257E2ED4016DE20D5B9FBA3A95BAD16F1BA61EEF4A0DD6A1F870737528964C5F0808970432387D517AC28D42DD5111991657E03CCFC56D79E371AD5A2E90045F98683AD5801BB4C3C7104C7AF2296AF0462DB7AB504A2704D4D0B6A2450D09E7D1BD64DADA98C3FA590E545A9E52C250B50D6CA2F56E6D91CE829B0836650AD54A7FCC82065FE805324604F4552272424F7725FE12F1F037062B5B5106BB8E234E7EABDFC1F6A7D8031C74D88D812408A88064DCED85862E84012A7067CEE15C078DB635A8F8C49B51760F113443A3A5C9FFEC42A94B74423FCA88E0A32AF65FA0C5BAA8510B1DC59949850C560F28C446ABFDD68DAC8DAAA56E2E370C987936851B2DE8ED0EA23C63AD533EC21D8C2AB6DFF58BE7DBD626BE2DA331A11648C4D8965A5ABBC8A1A98104FF105F28350002D9D859F8DF04D4C68FEA31E8F016F94EA082D17054B85CA8516BDAFBD37F2B6F3927876A682C72B9DB02F953F281A2BA827B09B221902BF2625A26F82DDEC09880F0726308B8BD5C9B4B74445B5C61076838940D0AF1C0120E90630E99AF54B48866EAEA64DB970CF1DD2CA294C973B8097AE2CE181BC042B47F1487985C08C4F642DB5C87315A5B74DE003438DD4BAFB6ED6241C4B424616008B98512F0DB78E4EDC3B82927AE3D98B5F1160BD42E3DA7F11DE289A1425730F85D5BFE0F89B4F4D76DB31B849254BD4E924CE1367